• Pablo Lucio Paredes

    Pablo Lucio Paredes

  • Mario Ruiz

    Mario Ruiz Jaramillo

  • Pablo Martin Lucio Predes

    Pablo Martín Lucio Paredes

  • Migue Ruiz Granja

    Miguel Ruiz Granja

sábado 24 de junio del 2017

Nosotros presentamos ambos lados … escoge el tuyo!

¿Es real el crédito chino para Manabí?

 

Es real el crédito chino


El misterioso crédito chino

Varios interrogantes tiene el beneficio del crédito, pero lo más importante es que suena a suena a propaganda, para que los manabitas crean que los bienes y servicios chinos a comprarse van a Manabí, pero en realidad tienen otro destino.

Tiempo de Lectura 2 Minutos

Viaja a Pekín una misión para concretar un crédito que comprometió el presidente Xi cuando visitó Quito, reveló el presidente Correa: USD1 mil millones, a 20 años y 2%; son 3 mil millones de yuanes que van básicamente a la reconstrucción de Manabí, explicó.

El 2% significa un interés similar a la inflación internacional; el destino es inmejorable. Pero antes de congratularnos por la magnificencia china y el extraordinario poder de negociación de nuestro presidente, hay que aclarar conceptos.

¿El crédito es en yuanes o dólares? Suponemos que yuanes: si fueran dólares, siendo nuestra moneda, no habría por qué mencionar un valor en yuanes. Hay un riesgo cambiario. Si China continúa su progresión a país desarrollado, ganando productividad, posiblemente en esos veinte años el yuan se aprecie fuertemente, y la deuda no saldría tan barata como parece.

El yuan no es una moneda convertible. Esa plata no puede usarse para comprar bienes en Colombia, Alemania o Japón. Se trataría de un crédito del Eximbank chino para la compra de bienes y servicios chinos. No podría aplicarse a pagar cuentas pendientes, por ejemplo, los USD1,1 mil millones que se le deben a Schlumberger, atraso que motiva a dicha empresa a reducir su inversión en los campos Shushufindi y Auca, y por lo tanto cae la producción petrolera. La plata es para nuevo gasto.

Hay una inconsistencia: 3 mil millones de yuanes no son USD1 mil millones sino USD436 millones. El tipo de cambio es de 6,9 yuanes por dólar, y durante los once y más años de la administración Correa ha fluctuado entre 6 y 8; no se entiende de dónde sale esto de USD1 mil millones y 3 mil millones de yuanes. O son USD1 mil millones o 3 mil millones de yuanes y por lo tanto solo USD436 millones.

Misterios orientales.

El destino de los fondos es “básicamente para reconstrucción de Manabí” (declaraciones recogidas por Televistazo, marzo 22). No, señor, o van o no van a Manabí. Eso de “básicamente” suena a propaganda, para que los manabitas crean que los bienes y servicios chinos a comprarse van a Manabí, pero en realidad tienen otro destino.

La Asamblea aprobó impuestos para la reconstrucción de Manabí y el sur de Esmeraldas, que los ecuatorianos hemos pagado con gusto y sin chistar. A la fecha son USD1.335 millones, y con lo que falta por recaudar hasta junio llegarían a eso de USD1.700 millones. Además hubo desembolsos internacionales por sobre USD1 mil millones, con lo que los fondos para Manabí suman unos USD2.800 millones. El estimado oficial de los daños del terremoto es USD3.344 millones, de los que la tercera parte corresponde a privados que no va a cubrir el Estado (por ejemplo, empresas). Por lo que el Estado asumiría $ 2.253 millones, cifra ampliamente superada por los fondos reunidos.

¿Qué pasa? ¿Ha habido desvío? ¿Dispendio? ¿Sobreprecios? ¿Es el terremoto otro caso como el de la repotenciación de la refinería de Esmeraldas?

A su debido tiempo insistimos en estas páginas en que una comisión de prestigiosos manabitas debía supervisar el uso de los fondos para la reconstrucción. El destino de los fondos quedará en misterio. (O)