• Pablo Lucio Paredes

    Pablo Lucio Paredes

  • Mario Ruiz

    Mario Ruiz Jaramillo

  • Pablo Martin Lucio Predes

    Pablo Martín Lucio Paredes

  • Migue Ruiz Granja

    Miguel Ruiz Granja

miércoles 28 de junio del 2017

Nosotros presentamos ambos lados … escoge el tuyo!

¿Nos parecemos a Venezuela?

 

¿Realmente Ecuador se parece a Venezuela?

En desempleo, Ecuador registró una tasa de 5,2% en 2016, Venezuela, en este mismo rubro, alcanzó una tasa del 18,1%. Sobre pobreza, Ecuador registró  8,7%, Venezuela un 51,5% se lo podría considerar en extrema pobreza. La inflación Ecuador registró una inflación de 0,20 %, Venezuala llegó a 42,5%. 

Tiempo de Lectura 2 Minutos

La campaña electoral en Ecuador ha tomado cuerpo e invade terreno definitivo. A pocos días del balotaje del 2 de abril, los candidatos finalistas -Lenín Moreno y Guillermo Lasso- exponen sus ofertas de campaña para alcanzar el voto popular.

Sin embargo, un tema ha intentado ser posicionado en el imaginario de la ciudadanía con el objetivo de minar la candidatura del postulante de PAIS. Desde Lasso, pasando por su binomio -Andrés Páez- y los huestes de CREO han volcado sus esfuerzos en comparar la situación ecuatoriana a la venezolana. Los opositores aseguran que ambos países están en "crisis" similares tanto en aspectos económicos como sociales.

¿Qué tan cierto es esto? Las cifras revelan que ese afirmación no es ni de cerca cierto.

En lo que se refiere a desempleo, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de Ecuador registró una tasa de 5,2% en 2016, un año en el que el país soportó la caída del precio del petróleo, el derrumbe de sus exportaciones y un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter. La tasa ecuatoriana está muy por debajo del nivel regional de desempleo que se ancla en el 8,1%.

Por su parte, Venezuela, en este mismo rubro, alcanzó una tasa del 18,1%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sobre pobreza, Ecuador registró a diciembre de 2016 una pobreza monetaria del 22,9% con una pobreza extrema del 8,7%. Mientras que en Venezuela, según estudios locales, cerca del 70% de la población bordea los niveles de pobreza y, dentro de esa cifra, un 51,5% se lo podría considerar en extrema pobreza.

La inflación es otro punto que marca grandes diferencias entre ambos países. En febrero de 2017, Ecuador registró una inflación de 0,20 %; en cambio, en la nación bolivariana llegó a 42,5%.

Y sobre seguridad -uno de los temas más usados por sectores de la oposición ecuatoriana- las distancias son más que significativas. Mientras que Ecuador tiene una tasa de homicidios de 5,6 casos por cada 100.000 habitantes, Venezuela sufre una tasa de 91 asesinatos violentos por cada 100.000 habitantes, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Las autoridades ecuatorianas han expresado en múltiples ocasiones su solidaridad con el pueblo venezolano por la crisis interna que mantiene, atizada por una guerra especulativa e injerencia internacional que han encarecido la vida en esa nación. Sin embargo, comparar a una nación con otra no solo tienen la intención de generar divisiones entre la ciudadanía, sino que tiene como claro objetivo intentar captar votos con la estrategia del miedo. (O)

 

Venezuela y Ecuador vis a vis

En muchas cosas Venezuela y Ecuador se parecen: las dos criticaron el neoliberalismo, las dos prometieron las segundas independencias, las dos coquetearon con el socialismo del siglo XXI, las dos consagraron liderazgos populistas con tonos mesiánicos y las dos se sintieron cercanas a la revolución cubana. La diferencia se encuentra en que Correa es un PhD de universidad gringa, mientras Chávez fue un milico golpista; que Gabriela Rivadeneira es una exreina del Yamor, una bebé de pecho comparada con el fascista y corrupto Diosdado Cabello.

Tiempo de Lectura 2 Minutos

Una cierta corriente política lanza permanentemente al debate público la idea de que Ecuador, con su decadente revolución ciudadana, va camino a Venezuela. Durante la campaña electoral esta idea se levantó con fuerza para generar miedo: Moreno es el Maduro de Ecuador y el modelo venezolano el espejo donde podemos vernos de aquí a cuatro años. Hay un sector de la oposición ecuatoriana, el más duro e intransigente en términos ideológicos, que considera que Ecuador, como Venezuela, vive bajo una dictadura.

Se puede decir, con toda claridad, que en muchas cosas la Venezuela y el Ecuador del giro a la izquierda se parecen: las dos siguieron proclamas refundacionales, las dos blandieron la espada de Bolívar, las dos criticaron ásperamente el neoliberalismo, las dos proclamaron el retorno y la soberanía del Estado, las dos prometieron las segundas independencias, las dos coquetearon con el socialismo del siglo XXI, las dos consagraron liderazgos populistas con tonos mesiánicos, las dos se sintieron cercanas a la revolución cubana, las dos polarizaron a sus respectivas sociedades en nombre de la soberanía del pueblo, las dos denostaron de las democracias liberales, sus sistemas partidarios y sus burguesías.

Los parecidos son muchos, pero igual las distancias y la profundidad con que cada proceso llevó a cabo sus promesas. Correa es un PhD de universidad gringa, mientras Chávez fue un milico golpista. Gabriela Rivadeneira es una exreina del Yamor, una bebé de pecho comparada con el fascista y corrupto Diosdado Cabello. Las libertades políticas asociadas a las instituciones democráticas han sido barridas en Venezuela para imponer un dominio despótico del Estado. En el Ecuador las libertades quedaron reducidas y vigiladas, mientras las instituciones democráticas sujetas al abusivo dominio mayoritario de Alianza PAIS. En Venezuela hay un poder popular, con un brazo miliciano, articulado al Estado. En Ecuador la estructura organizacional de la revolución fue creada para aclamar y legitimar al líder. En Venezuela el Estado llevó la economía a la ruina. En Ecuador el Estado desplazó a la empresa privada como principal generador de inversión y la sujetó a innumerables controles y asfixias, que le han debilitado en extremis. En Venezuela los militares son parte orgánica de la élite gobernante. En Ecuador la cúpula militar ha sido varias veces descabezada para sujetar su mando a la autoridad civil y a la revolución ciudadana. En Venezuela se dilapidó de la manera más ruin la riqueza petrolera. En Ecuador se ha invertido mucho en infraestructura, gasto social y se ha derrochado a mano suelta. En Venezuela predomina el antiimperialismo, el nacionalismo y el socialismo del siglo XXI como ideologías estatales. En Ecuador el antiimperialismo va acompañado de un tenue nacionalismo, mientras el socialismo del siglo XXI tiene apariciones fugaces solo cuando el líder sueña con Fidel o el Che.

Las dos revoluciones fueron amamantadas por la misma leche madre, pero fueron bebidas por cuerpos distintos. La una por el de un milico mesiánico, la otra por un PhD arrogante y con ambiciones oligárquicas. La una llevó su país a la ruina, a la lucha perpetua, a exhibir todo el tiempo sus poderes en las calles, enfrentarse y odiarse; la otra se encuentra en una transición crucial de su vida política para volver a un cauce de tolerancia, pluralismo y convivencia democrática. (O)