• Pablo Lucio Paredes

    Pablo Lucio Paredes

  • Mario Ruiz

    Mario Ruiz Jaramillo

  • Pablo Martin Lucio Predes

    Pablo Martín Lucio Paredes

  • Migue Ruiz Granja

    Miguel Ruiz Granja

martes 22 de agosto del 2017

Nosotros presentamos ambos lados … escoge el tuyo!

¿Vamos a crear las Milicias Bolivarianas?

 

Correa advierte al Issfa con expropiar terrenos

El presidente, Rafael Correa, advirtió ayer que si no se llega a un acuerdo con el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), la próxima semana expropiará unas 164 hectáreas de terrenos que se requieren para continuar con la expansión del parque Samanes, en el norte de Guayaquil.

Tiempo de Lectura 2 Minutos

El presidente, Rafael Correa, advirtió ayer que si no se llega a un acuerdo con el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), la próxima semana expropiará unas 164 hectáreas de terrenos que se requieren para continuar con la expansión del parque Samanes, en el norte de Guayaquil.

El pronunciamiento lo hizo durante un conversatorio con miembros de la prensa guayaquileña que asistieron a la inauguración del coliseo polideportivo Abel Jiménez Parra, donde recordó que la venta de esos predios ya se viene negociando algún tiempo, pero cuestionó la demora para llegar a un acuerdo con los subalternos.

Correa dijo que el próximo 24 de mayo dejará la Presidencia y que esperará únicamente esta semana para cerrar la venta. “Si esta semana no se llega a un acuerdo con el Issfa, la próxima semana en uso de mis atribuciones constitucionales expropiaré estos terrenos para beneficio de Guayaquil”, enfatizó tras aclarar que la expropiación no significa incautación sino una venta forzosa.

También dijo que los valores aproximados de esos terrenos suman 14 millones de dólares y entre otras obras se tiene planificado construir tres golfitos, un espacio para la Policía Montada y canchas de tenis.

El Presidente finalizó con otra advertencia, esta vez para los guayaquileños: “Puede ser que después en base a presiones se revierta esa expropiación, así que Guayaquil a estar muy atentos a no dejarnos quitar este sueño”, dijo.

Cuestionamientos

“¿Cómo podemos llegar a una negociación con alguien que no cumple lo pactado y escrito ante un contrato público?”, cuestionó Wagner Bravo, oficial en servicio pasivo y miembro del directorio del Issfa, quien se pronunció sobre el tema en representación de los oficiales en servicio pasivo. No obstante, dijo que si la Ley faculta al primer mandatario a expropiar los terrenos tendrá que hacerlo, pero pagando el precio justo. Sobre esto, Correa dijo que pagará la expropiación de acuerdo con el avalúo catastral, mientras que Bravo considera que debe ser en base al avalúo comercial.

Aland Molestina, excomandante de la Marina y afiliado al Issfa, de su parte, cuestionó la amenaza al sostener que, de llevar a cabo una expropiación de los terrenos, el presidente Correa estaría cometiendo un acto inconstitucional. (DAB)

 

 

Organización civil armada paralela a las Fuerzas Armadas

El proyecto de Ley del Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana pretende crear el llamado Servicio de Protección Público (SPP); esta entidad pública se constituye como una unidad civil armada, paralela a la Policía y a las Fuerzas Armadas dirigida por el presidente de la República con una rango que Fuerzas Armadas y la Policía Nacional al SPP.Es decir las llamadas Milicias Bolivarianas de Venezuela.

Tiempo de Lectura 3 Minutos

Una escueta información del diario El Comercio (22/04/2017) señala que “La Comisión de Soberanía recibió a los ministros de Seguridad y del Interior para debatir el Libro Tercero del Código de Entidades de Seguridad Ciudadana. (…)”.

Debemos recordar que el presidente Correa envió a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley del Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana. En el Libro Tercero del proyecto señalado se pretende crear el llamado Servicio de Protección Público (SPP); esta entidad pública se constituye como una unidad civil armada, paralela a la Policía y a las Fuerzas Armadas dirigida por el presidente de la República y bajo la dependencia del Ministerio del Interior; veamos el artículo 168.- “Naturaleza.- Es una entidad pública, especializada, jerarquizada, civil, armada dependiente del Ministerio del Interior, con el propósito de brindar una cobertura de seguridad integral a las autoridades, funcionarios o funcionarias, dignidades ecuatorianas o extranjeras y personas relevantes que se encuentran en el Ecuador”.

No sabemos quiénes van a conformar, quiénes los van a preparar, bajo qué mando, principios y qué doctrina. Lo más grave está consignado en el art. 170, numeral 7, relacionado a las funciones,  que dice: “Solicitar apoyo de la Policía Nacional o de las Fuerzas Armadas, cuando se presuma que el riesgo para el protegido es alto y sea necesaria la coordinación con dichas instituciones, en cuyo caso el SSP será quien lidere las actuaciones”. Es decir que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se subordinarán al mando de un civil. ¡Increíble!

Frente a la creación de esta organización civil armada dependiente del Ministerio del Interior, preguntamos: ¿en qué parte de la Constitución o en qué ley se faculta al Ejecutivo o Legislativo crear instituciones civiles armadas paralelas a las Fuerzas Armada o Policía Nacional?

Un cuerpo armado, paralelo a las Fuerzas Armadas, bajo la autoridad directa del presidente, tenemos en Venezuela las llamadas Milicias Bolivarianas. De acuerdo con su estructura se establece que las Milicias tienen el mismo rango que las Fuerzas Armadas. “Depende directamente del Presidente o Presidenta de la República Bolivariana de Venezuela (...). Integrada por la milicia territorial y los cuerpos combatientes, es un cuerpo especial, con la misión de complementar a la Fuerza Armada Bolivariana en la Defensa Integral de la Nación, contribuyendo así a su independencia y soberanía”. Ahora vemos que esta organización solo sirve para reprimir brutalmente a los venezolanos que reclaman por la democracia, por las libertades, por alimentos y medicinas.

Vale la pena recordar que en la República Democrática Alemana en 1950 se creó la Stasi, la mayor y más temida policía secreta en la historia de la humanidad, tuvo 91 mil espías a su servicio y 300 mil informantes civiles, encargados de vigilar cada uno de los movimientos de los habitantes sospechosos de no simpatizar con el régimen. Se pincharon teléfonos, se llenaron de micrófonos los hogares y las oficinas, miles de sospechosos fueron encarcelados y torturados por esta policía civil siniestra.

Estas organizaciones tienen un denominador común: son un peligro para la sociedad, para la democracia y para la seguridad ciudadana; aún más en regímenes totalitarios. (O)